Deportivo de La Coruña × en la web de aficionados del Deportivo de La Coruña.
Deportivo de La Coruña
La red social de aficionados del
Deportivo de La Coruña

El desplome del depor

¡Valora el tema!
Total

 

0 votos
pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 08:44:50

Los ocho meses del desplome del Dépor

Los problemas deportivos e institucionales se mezclaron en una temporada falta de soluciones

\
CESAR QUIAN
 
PEDRO BARREIROS 
29/04/2018 23:41 H
 

El Dépor consumó anoche su descenso, pero lleva meses de caída mientras se hunde sin remedio en Segunda. El hastío de los aficionados en una plantilla sin sombra de autocrítica, así como la absoluta falta de remedios por parte de profesionales y dirigentes del club jalonaron una temporada que se ha hecho eterna para todos.

 

Finanzas

EL ACUERDO PARA LIBRARSE DE LA SOGA DE HACIENDA

Las mejores noticias del campeonato proceden del verano pasado, cuando el Deportivo reordenó su deuda, firmó un crédito de 45 millones de euros con Abanca y se liberó de su deuda con la Agencia Tributaria. La operación mejoró significativamente su techo de gasto, pues pasó de estar abocado a tener el más bajo de la categoría a presumir del decimotercero. El regreso de Lucas se convirtió en el gran objetivo y su llegada abarrotó la tribuna del estadio de Riazor con miles de seguidores ilusionados por el nuevo proyecto.

 
 

Goles recibidos

LAS SOMBRAS DE MEL Y LAS EXCUSAS DE LA PLANTILLA

Los problemas se iniciaron en cuanto el balón comenzó a rodar. Las dudas en amplios sectores del deportivismo que despertaba la continuidad de Mel no pararon de crecer conforme la temporada avanzaba. Su etapa en el banquillo, que apenas se prolongó nueve jornadas este curso, desnudó un grave problema de goles encajados, con dos partidos especialmente dolorosos: el 2-4 frente a la Real y el 4-1 de Cornellá, repleto de facilidades defensivas.

Bajo palos

EL PROBLEMA ENQUISTADO DE LA PORTERÍA

Entre un entrenador mirado con lupa y una plantilla dormida, pronto se le colgó al Deportivo el sambenito de peor defensa de Primera. La guinda a esta penosa situación llegó bajo palos. La lesión de Rubén, tercer portero la temporada pasada, pero ahora llamado a la titularidad y que se pasó hasta noviembre en la enfermería, llevó al club a experimentar con hasta otros cuatro cancerberos diferentes. En un puesto tan decisivo y específico, ninguno convenció plenamente.

Autocrítica

LA ABSOLUTA FALTA DE LIDERAZGO EN LA PLANTILLA

El caso es que la plantilla nunca pareció tan brillante como se prometía y los hechos comenzaban a desmentir las continuas excusas de unos jugadores que decepcionaron de principio a fin. El primero, Lucas, fuera de forma primero y que ha salido perdiendo en todas las comparaciones con su fantástico rendimiento de hace dos temporadas. Peleado con el gol, se pasó más de 1.500 minutos sin marcar. A su lado, nadie tomó el relevo: ni algún futbolista de talento como Çolak, pero con rendimiento a cuentagotas, ni otros con más temporadas en el club (Navarro, Sidnei, Juanfran, Luisinho, Borges) pero escondidos jornada tras jornada, ni otros por los que el Deportivo apostó con importantes contratos (Guilherme, Mosquera) o rechazó multimillonarias ofertas (Andone). Ninguno respondió como se esperaba y entre todos acabaron por verter el curso por el desagüe.

 
\

Sin reacción

LA IRREGULARIDAD MARCÓ LA ETAPA DE CRISTÓBAL

Bendecido por sus buenas temporadas en el Fabril, el relevo de Mel llegó de la casa. Cristóbal se sentó en el banquillo algo menos de cuatro meses durante los que el Dépor solo protagonizó dos victorias ligueras. La irregularidad se convirtió en su seña de identidad, con partidos solventes, contra el Las Palmas y el Leganés, y otros de infausto recuerdo, como el 4-0 del Camp Nou, el derbi, o los siete goles del Bernabéu. Quizá su trayectoria se resuma frente al Levante en Riazor, en el que los coruñeses llegaron al descanso con dos goles de ventaja, pero la desconexión en los diez minutos finales los condenó a un inservible empate.

 
\

Despedidas

LA CRISIS INSTITUCIONAL MULTIPLICÓ LAS DUDAS

La etapa de Cristóbal también se vio sacudida desde la parcela institucional, donde el consejero del área deportiva, Fernando Vidal, y el director deportivo, Richard Barral, dejaron el club en apenas dos meses. La incertidumbre por la mala marcha deportiva se vio así azuzada desde dentro, donde el presidente Tino Fernández se vio obligado a tomar casi en solitario las riendas del club.

\

 

¿Refuerzos?

LA OPORTUNIDAD PERDIDA DEL MERCADO DE INVIERNO

Aunque se esperaba como la última oportunidad para dar un giro de timón a la temporada, lo cierto es que la reapertura del período de refuerzos no remedió nada. Ni borró las dudas de la portería, ni cortó la sangría defensiva, ni insufló carácter a un equipo timorato. Por unas razones u otras, ni Koval, ni Bóveda, ni Krohn-Dehli ni Muntari han arreglado nada.

 
\

Seedorf

LA APUESTA POR UN ENTRENADOR QUE DESCONOCÍA LA PLANTILLA

Tras la cantada salida de Cristóbal, se apostó por un líder carismático. Seedorf se ha revelado como un técnico moderno, positivo y sin miedo, pero que necesitó muchas jornadas para inculcar sus ideas. El Dépor, sin tiempo que perder, resurgió demasiado tarde (el holandés tardó ocho jornadas en celebrar su primer triunfo) y minó la moral colectiva con algunos de los peores registros del club, como el de partidos sin ganar (quince, sumando su etapa y la anterior), o de la historia de la Liga, que nunca llegó a tres jornadas del final con tres equipos descendidos.

Tu comunidad,
en tu móvil
pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 08:50:07

El Dépor iguala el récord de descensos a Segunda división
14ª victoria de Andrés Iniesta frente a los blanquiazules para celebrar el alirón azulgrana
.
CÉSAR QUIAN
ÁLVARO VEGA
29/04/2018 23:55 H
Hasta la 35ª jornada ha durado la travesía del Deportivo nadando hacia una orilla, la de la permanencia, a la que no ha podido llegar. Los resultados de las últimas jornadas ya anticipaban este desenlace, que se consumó precisamente ante el Barcelona, líder y ya matemáticamente campeón de la Liga 2017/18. Es la tercera vez que un equipo certifica ante los coruñeses el título, tras el Atlético en 1972/73 y el Real Madrid 1994/95 -aunque en ninguno de esos casos había sido en Riazor-.Con éste ya son once los descensos sufridos por el Deportivo a Segunda división (1945, 1947, 1957, 1963, 1965, 1967, 1970, 1973, 2011, 2013 y 2018), registro con el que iguala a CD Málaga, Murcia y Betis como equipo con más descensos en la historia del campeonato. Al cuadro herculino lo acompañarán a la categoría de plata Las Palmas y Málaga CF. Pronto se puso el choque de este domingo, con los goles de Coutinho y Messi, pero antes del descanso Lucas Pérez redujo distancias con su quinto gol en esta Liga -y 38º en competición oficial como deportivista-. Ya en la segunda mitad Emre Çolak culminó una bella combinación para igualar la contienda con su primer tanto en el presente curso, y quinto desde que viste la elástica blanquiazul.Pero el Barcelona no quiso poner en riesgo su condición de invicto y dos goles más de Lionel Messi sentenció el partido y la Liga. Fue el tercer triplete del astro argentino frente a los deportivistas -curiosamente, todos en A Coruña, en 2012/13, 2014/15 y 2017/18-, con lo que acumula ya 20 tantos frente al conjunto gallego en el campeonato (nadie le supera en ese apartado). A nivel estadístico, el 2-4 suponen para el Deportivo su derrota número 100 frente a rivales catalanes en Primera división, frente a Barcelona (53), Espanyol (33), Sabadell (9), Girona (2), Condal, Lleida y Gimnàstic, así como el 800º partido marcando y recibiendo gol.El último protagonista del encuentro fue Andrés Iniesta, en su primer encuentro desde que anunciara que a final de este curso abandonará el fútbol español, y lo hizo para sumar su 14ª victoria frente al Dépor en la máxima categoría, igualando el récord que comparte ahora con Ignacio Eizaguirre, Raúl González, Iker Casillas y Marcelo Vieira.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 08:50:48

Celso Borges: «Es una situación difícil de digerir, estamos muy tristes»
El tico mostró su pesar por el descenso pero reafirmo que el equipo «no tiene de qué avergonzarse»
.
ÁNGEL MANSO
EFE
29/04/2018 23:15 H
El centrocampista costarricense del Deportivo, Celso Borges, lamentó el descenso del Deportivo a LaLiga 1/2/3, pero puntualizó que el equipo no tiene nada «de qué avergonzarse porque lucho hasta el final». «No hay nada de qué avergonzarse. Luchamos hasta el final pero así son las situaciones y el fútbol. Nos levantaremos», dijo en Movistar Plus el jugador del Deportivo.El centrocampista costarricense rechazó analizar en caliente el desarrollo de la temporada. «No es ahora el momento de ver qué salió mal y qué salió bien. Es una situación difícil de digerir. Hay que ser fuertes y seguir adelante». Celso Borges se mostró comprensivo y solidario con la decepción de los seguidores. «Enfadados estamos todos, estamos tristes. Es normal. Cada uno puede interpretar la derrota como quiera», concluyó.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 08:51:23

A Segunda sin ruido
Riazor despide la categoría interiorizando una decepción asumida desde hace tiempo

CÉSAR QUIAN
ALEXANDRE CENTENO
30/04/2018 00:56 H
Riazor está hecho de una pasta especial. Y ayer volvió a demostrarse. Tras una temporada vergonzosa, en cuya mayor parte el equipo se arrastró sin pena ni gloria por los campos hasta consumar el descenso, la afición blanquiazul dio un ejemplo de civismo y compromiso con unos colores y un escudo.Con el equipo virtualmente descendido y solo pendiente de un milagro, la hinchada no dio la espalda a los suyos, supo comportarse y murió con dignidad. La tarde no era para grandes alardes de animación, máxime cuando en el minuto 6 el Barça se puso ya por delante en el marcador y alejaba aún más la remota posibilidad. Pero ayer el equipo sí dio la cara y según pasaron los minutos, máxime en la segunda parte, cuando logró igualar los dos tantos de ventaja que habían logrado los azulgranas, Riazor se entregó en busca de una hazaña que, por momentos, parecía factible.

Fueron instantes de conexión de una afición que se veía descendida con unos jugadores que querían despedirse con dignidad.Hasta que Messi volvió a poner por delante a su equipo y puso la puntilla al descenso blanquiazul. Fue el instante que aprovecharon los Riazor Blues para arremeter contra la directiva y los jugadores.

Ovación a IniestaFue el momento en el que Iniesta, ya aplaudido cuando se le nombró antes del encuentro, saltó al campo ante un Riazor que supo reconocer la trayectoria del campeón del Mundo. No gustó al sector ultra, que comenzó a proferir gritos contra la gran mayoría. En ese instante, como sucedió con motivo del último partido de la Liga pasada, quedó latente el divorcio entre este grupo y el resto. Desde ahí hasta el final, los gritos contra la directiva fueron respondidos con pitos y el silencio se impuso en un desenlace para el que Riazor hacía semanas que se venía preparando, como el que aguarda la muerte de un ser querido.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 08:55:47

Levantarse por tercera vez
El deportivismo aspira a regresar a Primera en solo una temporada, como en los dos anteriores descensos en los últimos siete años
.
CESAR QUIAN
ALEXANDRE CENTENO
30/04/2018 00:12 H
Pasaban unos minutos de las diez y media de la noche cuando el descenso del Deportivo pasaba a ser matemático. El tercer duro golpe en apenas siete años a un centenario club para que el que la Segunda División no resulta un escenario nuevo.La diferencia de este descenso en relación a los dos anteriores ha sido la forma. Casi sin oponer resistencia. Dejándose llevar. Como aquel al que la enfermedad lo va achicando poco a poco y lucha por mantener la vida. Pero toca volver a rehacerse como sucedió tras aquellos dos imprevistos. Y las circunstancias dictan que el modelo seguido en ambos casos para lograr el ascenso ya no sirve.

El primero, el logrado en el ejercicio 2011-2012, llegó en forma de huida hacia delante. A falta de un control económico, Lendoiro dejó de pagar lo habido y por haber para mantener en Segunda una plantilla de Primera, con fichas también de máxima categoría. Aranzubía, Manuel Pablo, Colotto, Zé Castro, Bruno Gama, Valerón o Riki formaban parte de aquella plantilla que, con Oltra en el banquillo, quedó campeona de Segunda. El año siguiente se vivirían las consecuencias en forma de embargos. El siguiente ascenso fue con control económico, sin ayuda del descenso, con un equipo más humilde y mayor sufrimiento. En este tercero, el deportivismo confía en volver a resurgir de forma rápida. Decimotercera pérdida de categoría en 112 años de historia blanquiazulLa consumada ayer supone la decimotercera pérdida de categoría del Deportivo a lo largo de sus ciento doce años de historia. Desde que con el nacimiento de la Liga quedó encuadrado en la Segunda División y en 1941 logró el ascenso a Primera, el club coruñés sufrió once descensos a la categoría de plata y dos a la de bronce de aquel momento (Tercera y Segunda B, en cada uno de los casos).

Temporadas 44-45 y 46-47Poco le duró la alegría a los seguidores deportivistas en sus primeros años en la máxima categoría. Pronto sufrieron dos descensos, que acabarían suponiendo un paso atrás para volver con más fuerza, puesto que serían previos a uno de los mayores logros en la historia: el subcampeonato de 1950. Adiós a la primera edad doradaCon la Orquesta Canaro se vivieron algunos de los mejores años del Deportivo. Nueve temporadas consecutivas en Primera, con el único sufrimiento de 1953 en la que se ganó una dura promoción en Vigo que permitió mantener la categoría. Cuatro años después llegaría un descenso a Segunda y años de zozobra.Equipo ascensorEntre 1962 y 1973, el Deportivo fue conocido como el equipo ascensor, producto de los cinco ascensos y otros tantos descensos a Primera y Segunda División protagonizados por la entidad herculina. Fueron años de continuas alegrías y desilusiones, que acabarían en 1973 con un viaje al infierno de la categoría de plata, del que tardaría casi veinte años en salir. La longa noite de pedraEl descenso protagonizado en 1973 supondría el inicio de la peor época deportivista. Casi veinte años condenado a la Segunda División y con momentos de descensos incluidos a la Tercera y Segunda B. Fueron años de desasosiego y de pérdida de identidad de una afición que empezó a cobijarse bajo los éxitos de otros deportes como el hockey sobre patines. El 9 de junio de 1991 dos goles de Stojadinovic al Murcia pusieron fin a tan gris etapa y suponían el punto de partida de una nueva época gloriosa para una entidad que no imaginaba en aquel momento los años de gloria que estaban por llegar. Desde el 2011, se suceden tres descensos en un breve espacio de tiempo.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 09:02:02

Cronología del descenso del Deportivo a Segunda División
Repaso mes a mes a una temporada aciaga, marcada por la inestabilidad en el banquillo, los malos resultados y la indisciplina en el vestuario. Esta es la cronología de una temporada de desgracias que acaba con los huesos del Dépor en Segunda División

Sinopsis de un año de desgracias
LOIS BALADO
FABIÁN BOUZAS LOIS BALADO
29/04/2018 23:06 H
Se ha consumado lo que era cuestión de tiempo, lo que todo el deportivismo había asumido e interiorizado estas últimas semanas. El Deportivo es matemáticamente equipo de Segunda División y regresa al fútbol de plata tras cuatro temporadas consecutivas en la máxima categoría.En una temporada nefasta desde el mes de septiembre, el equipo ha ido derrumbándose a base de errores deportivos y extradeportivos que han desembocado en un rendimiento mediocre sobre el terreno de juego, una afición desencantando y un equipo que nunca ha dado el rendimiento esperado en los últimos nueve meses.
Aquí dibujamos una cronología, mes a mes, el paso a paso de una temporada para el olvido en la que una cadena de errores han acabado por condenar al equipo al descenso final:Agosto 2017:El Deportivo arranca la temporada con ocho caras nuevas en la plantilla y apostando por la continuidad en el banquillo de un Pepe Mel que nunca pareció tener la confianza plena del club y de la afición. La temporada arranca con una goleada del Real Madrid al Dépor en Riazor (0-3) en un partido plácido contra los blancos y un empate en el Ciutat de Valencia (2-2) ante el Levante. Las dudas iniciales se mitigan por la llegada, el último día de mercado, de Lucas Pérez cedido por el Arsenal. Cientos de personas reciben en Alvedro al futbolista, llamado a ser el gran referente deportivo del club esta temporada.
Septiembre de 2017El equipo coquetea ya con los puestos de descenso desde el inicio de temporada y comienzan las dudas sobre la figura de Pepe Mel. Dos victorias en Riazor por la mínima ante Alavés y Getafe alivian la situación en la clasificación pero no las malas sensaciones del equipo, con una dura goleada en Cornellá El Prat (4-1) incluida. En la portería el Deportivo comienza su particular calvario; Rubén comenzó la temporada como titular, pero su lesión provoca la llegada de Pantilimon, que no convence en sus partidos como titular, al igual que Tyton. Los porteros del Dépor, señalados ya desde el mes de septiembre.
Octubre de 2017El drama en la portería provoca que Pepe Mel apueste por Francis Uzoho como titular en Ipurua. El Dépor alinearía a su quinto guardameta bajo palo en apenas ocho jornadas de liga. Sin embargo, una dolorosa derrota ante el Girona precipita la destitución de Pepe Mel y la llegada de Cristóbal Parralo procedente del Fabril, que lideraba la clasificación del Grupo I de Segunda B. El nuevo técnico se estrena en la liga con un triunfo ante Las Palmas (1-3) para cerrar el mes.
Noviembre de 2017Cristóbal no consigue enderezar el rumbo y suma tres derrotas y un empate en los siguientes cuatro partidos. La afición comienza a desencantarse y los jugadores empiezan a estar señalados y el vestuario vuelve a mostrar signos de indisciplina; Cristóbal da por finalizado prematuramente un entrenamiento el 27 de noviembre por un encontronazo entre Arribas y Andone. El central acabaría siendo traspasado al Pumas mexicano semanas después.
Diciembre de 2017 Andone no es titular con Cristóbal y el rumano muestra su disconformidad entre los medios y deja entrever una posible salida si continúa sin los minutos que desea. El Dépor sigue su mala línea de resultados y la situación se agudiza tras la dura derrota en el derbi gallego ante el Celta (1-3), una derrota que hace al equipo meterse en los puestos de descenso a Segunda justo antes del parón navideño. Días después se incrementa el enfado de la afición al conocer que los jugadores pidieron una prima a la directiva por ganar el derbi.
Enero de 2018El nuevo año arranca con el comunicado del Dépor anunciando que Richard Barral dejaría sus funciones como director deportivo de la entidad. Con todo el mercado invernal por delante el Dépor se quedaba sin el mayor responsable para movimientos en la plantilla. En el plano deportivo el equipo finaliza el mes con un balance de dos derrotas y dos empates que le asientan en puestos de descenso. Además, aparecen nuevos focos de indisciplina con Cristóbal Parralo expulsando a Emre Çolak del entrenamiento por su actitud.
Febrero de 2018El mercado de invierno se cierra con los fichajes de Koval, Bóveda y Krohn-Dehli. Tras una bochornosa goleada en Anoeta (5-1) el club decide un cambio de rumbo en la parte técnica y destituye a Cristóbal Parralo. El 5 de febrero aterriza Clarence Seedorf para enderezar el rumbo, el holandés llega con un optimismo inusitado. En lo deportivo la situación se torna en preocupante con cuatro derrotas y un empate, y el equipo instalado en la penúltima posición con 18 puntos.
Marzo de 2018El equipo sigue sin ganar y se acumulan los récords negativos. Seedorf iguala el peor debut de un técnico con el Deportivo en primera, al sumar sus ocho primeros partidos sin conocer la victoria (5 derrotas y tres empates). En lo colectivo el Dépor alcanza un régistro histórico negativo al acumular 14 jornadas consecutivas sin ganar en una misma temporada. En la clasificación el equipo toca fondo tras la derrota en el Metropolitano, siendo penúltimo en la clasificación y con la salvación, que marca el Levante, a nueve puntos.
Abril de 2018Llegan de nuevo las victorias, llega la mejora colectiva, pero es demasiado tarde. Los triunfos ante Málaga y Athletic dan esperanzas de permanencia a afición y jugadores, pero los últimos empates ante Sevilla y Leganés y los consiguientes triunfos del Levante echan por tierra las esperanzas. La falta de gol del equipo en el momento clave de la temporada acabó por condenar al equipo, pese a la evidente mejoría de este último mes.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 09:03:14

Tino Fernández: «Hoy es el primer día del nuevo proyecto»
El presidente del Dépor reconoce que «el descenso no es un accidente sino un proceso» que se viene produciendo desde hace muchas semanas
.
ÁNGEL MANSO
A. CENTENO
30/04/2018 07:19 H
Con el gesto serio que requería el momento y la compañía de los consejeros Enrique Calvete y Daniel Ramos, Tino Fernández dio la cara tras el descenso para mostrar su dolor por la confirmación de un descenso que «no es un accidente sino un proceso que se viene produciendo desde hace meses, como cuando tienes un familiar enfermo y sabes que acabará muriendo. Pues así nos sentimos ahora, llorando esa muerte para la que nos veníamos preparando», expresó. Y en ese momento, «la primera palabra que le podemos decir es que lo sentimos mucho por la ciudad y por el deportivismo de todo el mundo. Es el mensaje más importante que podemos dar ahora mismo». «Hoy es el primer día del nuevo proyecto para subir cuanto antes», prosiguió el presidente, que no quiso entrar a analizar en profundidad las claves de la debacle. «Es un proceso que empieza con las primeras decisiones equivocadas y luego con múltiples ejecuciones a lo largo del año. Si pensamos en estos últimos partidos, pensamos que despertamos demasiado tarde, llegamos con un grupo solo de cuatro y un equipo hizo unos números espectaculares y no había a quien darle caza. Con estos últimos partidos no estaríamos así, pero no hay que poner excusas. Todos los años bajan los tres peores y este año, desgraciadamente, y creo que contra pronóstico, somos el tercer peor, por eso bajamos a Segunda. Pero prefiero comparecer próximamente para hacer un análisis más calmado de todas las cosas que pueden ser las causas por las que bajamos», sentenció para añadir: «Todos tenemos la tentación y a todos nos encanta encontrar sentencias, culpabilidades... Cuando es un éxito es de todos, cuando ascendimos, todos fuimos partícipes. Y ahora también, salvo la afición, todos tenemos que compartir el descenso».

Sobre el futuro de Seedorf o el nombramiento del director deportivo, Tino Fernández no quiso pronunciarse: «No hemos hablando nada de nada, ni de jugadores, ni de entrenadores. Estamos en la fase final de la elección del director deportivo y pronto lo daremos a conocer, cuando lo tengamos cerrado».Antes del comienzo del partido, y en declaraciones a Movistar Partidazo, Tino Fernández confirmó que se presentará a un segundo mandato si se activa el proceso de elecciones a través de la petición del 5 % del accionariado del club.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 09:07:59

La plantilla lleva a Tino Fernández a su primer fracaso

ÁNGEL MANSO
PAULO ALONSO
29/04/2018 23:01 H
Tino Fernández ya tiene su primer fracaso como presidente del Deportivo. Hasta ahora, después de llegar a una entidad en una situación límite, todo había ido encajando. Renegociación de la deuda, fin del cortijo de Lendoiro, profesionalización del club, mejoras en el estadio de Riazor... Al margen de la constante insatisfacción de un sector minoritario de la afición, apenas le faltaba dar un impulso al equipo que permitise al deportivismo ilusionarse con algo más que una agónica salvación a última hora y acertar con un entrenador que diese estabilidad y una identidad al grupo en el campo. Hábil en el manejo de la crisis del Deportivo, Tino Fernández se ha estrellado cuando ya había puesto la casa en orden. Con el decimotercer tope salarial, la temporada ha resultado un continuo dolor de cabeza. Le salió mal hasta su empeño personal por el regreso de Lucas, considerado en agosto una apuesta segura. Los jugadores, prácticamente sin excepción, han perpetrado una temporada calamitosa. Durante los últimos años la plantilla se empeñó en proponerse una temporada tranquila, como parche a la angustia de cada final de liga. Y esa actitud tibia, la falta de una ambición que enganchase a la grada, terminó llevándose al equipo hacia el pozo, sin un líder de verdad en un vestuario descosido. Las diferencias con Fernando Vidal y la marcha en pleno mercado de invierno de Richard Barral desencadenaron un vacío de poder insólito en un club moderno de primer nivel. La última plantilla de Barral, pese al gasto, necesitaba demasiados zurcidos. El presidente asumió entonces directamente la política de fichajes, sin ningún parapeto que lo protegiese. Y falló. Con las cuentas en orden, el descenso no pone hoy ya en peligro la supervivencia de un club que ha hecho muchas veces el camino de ida y vuelta a Segunda y ha sabido reinventarse. En principio con un año más de mandato por delante, inicia ahora Tino Fernández su segunda etapa con un bagaje que debe servirle para devolver la ilusión a una afición tan generosa como desencantada.

pepegol
pepegol el 30-04-2018 a las 09:30:58

Ante la lamentable temporada que hemos hecho y tras no haber sido capaces de poner fin a ciertos problemas que llevamos teniendo desde hace años como las faltas de profesionalidad en el vestuario, terminar con el problema de la portería, cerrar la autopista de las bandas o los problemas de destrucción y creación de juego en el centro del campo, creo que la directiva debería de tomar decisiones de choque desde ya y los pasos a seguir deberían ser más o menos los siguientes:
- Convocar elecciones para cerrar la fractura con la afición.
- Crear una dirección técnica deportiva encargada del seguimiento y fichajes de jugadores en concordancia con el entrenador y la directiva
- Decidir que tipo de equipo queremos ser y a que vamos a querer jugar durante los próximos años y elegir al entrenador apropiado y no dar tumbos de un lado para otro.
- Dar salida a los jugadores tóxicos, decidir que jugadores es conveniente vender para hacer un proyecto sólido de ascenso.
- Decidir que jugadores deben quedarse para lograr el ascenso junto con la recuperación de los cedidos.
- Decidir que jugadores del Fabril que están haciendo una gran temporada están preparados para dar el salto a segunda.
- Gastar los recursos disponibles en fichar solo a los jugadores que necesitemos para reforzar las posiciones que quedan más flojas, estos jugadores deben ser de primera linea (visto desde el punto de luchar por el ascenso), jugadores decisivos que marquen las diferencias en segunda y que nos den puntos, sobre todo en ambas áreas.
- Convertir a este grupo de jugadores en un bloque sólido, un equipo con determinación, sin fisuras, dentro y fuera del campo.
- Terminar con fractura de la masa social, directiva y jugadores.

pepegol
pepegol el 01-05-2018 a las 09:01:43

Un descalabro cocinado a fuego lento
Una planificación deportiva improvisada y contradictoria heredada de temporadas anteriores termina por enviar al equipo a Segunda División a pesar de la evolución financiera del club
M. Otero | A Coruña 01.05.2018 | 03:22


Nada mas consumarse el desastre y todavía con los ojos humedecidos por la decepción, Tino Fernández, compareció apesadumbrado para deslizar por encima las razones que han llevado al Deportivo de regreso a Segunda División después de cuatro temporadas seguidas en la elite. El presidente habló de un \"proceso\" para explicar un descenso que al comienzo del campeonato ni siquiera se contemplaba, pero que se convirtió en una posibilidad real cuando se alcanzó el paréntesis navideño. Ya por entonces el equipo evidenciaba todos los síntomas negativos que le han terminado reservando un billete hacia el pozo, a pesar de que los recursos disponibles situaron las expectativas muy por encima de la salvación. Las contradicciones a la hora de confeccionar la plantilla y elegir entrenador, las lagunas en posiciones claves y la ausencia de referencias en el equipo acabaron conduciendo al descalabro.

Revés deportivo y tropiezo institucional. El desastre del descenso representa el fracaso de una directiva que no sido capaz de trasladar al césped sus avances en la gestión. La evolución culminada el pasado verano con la firma del crédito con Abanca que permitió liquidar la deuda con la Agencia Tributaria no ha supuesto el acicate que se esperaba para alcanzar metas más ambiciosas y abandonar las miserias de temporadas anteriores. El club dispuso del músculo financiero que anhelaba desde hacía años para acudir al mercado y conformar una plantilla con la que escalar en la clasificación, pero en la estrategia se evidenciaron desde el principio incoherencias.

Planificación contradictoria. Richard Barral volvió a poseer libertad para confeccionar el equipo, como ya la había tenido el curso anterior cuando avaló la contratación de Gaizka Garitano mientras incorporaba jugadores en apariencia en las antípodas del modelo futbolístico que representaba el técnico vizcaíno. El exdirector deportivo volvió a insistir en un determinado perfil de futbolistas para armar un proyecto basado en el buen trato de la pelota, pero esta vez con un entrenador impuesto desde la presidencia. Pepe Mel se había ganado la continuidad tras lograr la salvación y estableció una serie de prioridades a la hora de reforzar el equipo.

Lagunas en posiciones claves. Las sugerencias de Mel fueron en su mayoría procrastinadas, especialmente la llegada de un portero. Lo que al comienzo del verano era una prioridad -se barajaron nombres como David Soria o Diego Alves, que estuvieron a punto de cristalizar- terminó olvidada en un cajón a la espera de que se resolviese el regreso de Lucas Pérez. Bajo los palos han terminado desfilando así hasta cinco porteros (Rubén, Tyton, Pantilimon, Francis y Koval) sin que ninguno lograra ofrecer seguridad plena. El descosido se repitió en el centro del campo, poblado de jugadores de un perfil parecido, y todo desembocó en una temporada de supervivencia en el que el modelo inicial quedó en segundo plano.

Un equipo poco reconocible. El Deportivo se transformó así en un conjunto sin identidad y sometido a los vaivenes en los banquillos. Este curso han sido tres (Mel, Cristóbal y Seedorf), sin que ninguno haya sido capaz de imprimir la filosofía que pretendía Richard Barral. La inestabilidad terminó llevándose también por delante al director deportivo unos meses después de que el consejero encargado de la parcela deportiva, Fernando Vidal, abandonara la directiva. Entre ambos trataron de implantar un rumbo futbolístico que no ha llegado a calar. Fue tras la destitución de Víctor Sánchez del Amo, probablemente el último técnico que consiguió proporcionar cierta personalidad al equipo antes de despeñarse por completo.

El vestuario, en el punto de mira. El Deportivo se marchará a Segunda con la plantilla señalada, especialmente por unos episodios de carácter disciplinario que se han vuelto a repetir con respecto a cursos anteriores. También la respuesta del club esta temporada fue parecida cuando tuvo que intervenir por la pelea entre Andone y Arribas y el desplante de Çolak a Cristóbal: se dejó en manos de los técnicos, respaldados a medias mientras se alimentaba cierto grado de permisividad desde más arriba.

Respuesta rápida

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en aupadeportivo.com: